Este martes el equipo conformado por 14 jugadores, trabajó en dos sesiones orientado por el Cuerpo Técnico dirigido por José Néstor Pékerman.

En la primera práctica cumplida en la cancha del estadio de Techo, se llevó a cabo un trabajo físico específico acompañado por intermitencias, para luego en espacio reducido activar cada una de las líneas del combinado nacional.

Utilizando como rival al equipo juvenil de Bogotá, el profesor Pékerman probó varios movimientos que permiten aprovechar  su sistema con las condiciones de cada uno de los llamados a esta segunda semana de labores con los jugadores del medio local.

En la tarde, el énfasis se hizo en los ejercicios de fortalecimiento muscular, para lo cual durante poco más de una hora se trabajó en gimnasio bajo la coordinación del preparador físico Eduardo Urtasún, quien ha venido considerando diferentes movimientos para mejorar el tren superior de los jugadores concentrados en Bogotá.

El miércoles terminará esta segunda semana de trabajo con un entrenamiento a puerta cerrada, previsto de 9 a 11 de la mañana en la cancha de Techo, que consistirá en varios ejercicios con pelota, para lo cual se tendrá de nuevo como sparring a los juveniles de la capital.

Sobre el mediodía los 14 jugadores regresarán a sus clubes para enfrentar el torneo local, esperando de paso el siguiente proceso de actividad con la Selección Colombia de Fútbol.