Con la coordinación de los profesores Néstor Lorenzo en defensa, Pablo Garabello en los volantes, Patricio Camps en la delantera, Eduardo Niño con los porteros, así como Eduardo Urtasún en el fortalecimiento físico, los convocados a la Selección Colombia de mayores trabajaron este martes a doble jornada en Bogotá.

Durante la mañana en el estadio de Techo, el énfasis se cumplió con los movimientos técnico-tácticos en cada una de las líneas de juego, poniendo en práctica los conceptos promovidos durante las cuatro sesiones de trabajo que se han desarrollado entre abril y mayo.

Como complemento de la tarea física, durante la tarde en el gimnasio, la actividad se basó en el fortalecimiento muscular del tren medio, necesario para complementar el plan en los talentos de la liga local, que vienen siendo evaluados por el Cuerpo Técnico en cabeza de José Néstor Pékerman.

El cierre de los ciclos se cumplirá este miércoles en la mañana, cuando en el campo de El Campicito entre 9 y 11, cuando se lleve a cabo el último entrenamiento que será a puerta cerrada, en un trabajo especial de fútbol contra los juveniles bogotanos, orientados especialmente por el Cuerpo Técnico de  la Selección Nacional.

Saldo muy positivo en este ejercicio que proyecta el futuro del equipo colombiano con miras a la competencia internacional a mediano plazo.