El quinteto caucano derrotó a Inter de Soacha en la capital uno a cero dejándolos sin posibilidades de ascender. Esta victoria los deja de nuevo en la punta de la tabla con cuarenta y un puntos, y la fe intacta por alcanzar la primera división. Dos fechas restan para que se defina quienes estarán en la Liga Argos.

Una fecha tensionante se vivió en la capital del país entre los seleccionados Inter de Soacha y Atlético Cauca. Dos empates consecutivos obligaron a los caucanos a ir por la victoria de visitantes, para eso el entrenamiento en la semana fue un factor indispensable, además de la preparación física y mental. Ya en el campo de juego la estrategia fue ser superiores táctica y mentalmente ante un rival que se ha caracterizado por su buena calidad de juego, y este partido no sería la excepción, pues en ciertas instancias se mostraron indescifrables en su estrategia.

Un balance muy positivo deja la fecha número veinte, pues con una jugada de tiro indirecto el jugador de la dorsal número cuatro, Jaime Cifuentes, pudo marcar el descuento que le daría la victoria al seleccionado de Cauca. Una jugada tal vez aislada a lo que venían viviendo durante el partido, pero que lo soluciona y deja la satisfacción de poder traer tres valiosos puntos a casa.

“Ganamos sin importar el funcionamiento del equipo, volvimos a recuperar la confianza y soltamos un poco la presión de varias fechas sin obtener la victoria que se consigue de visitante, es un plus ante un rival muy complicado. Gracias a Dios se nos dio el resultado que en lo emocional cae muy bien para el equipo”, expresó Giovanni Gutiérrez, el jugador número ocho de Cauca que se destaca como ala, él además es egresado y docente de la Universidad del Cauca.

Tácticamente Atlético Cauca siempre se ha caracterizado por ser propositivo con el esférico, ha mostrado un buen juego colectivo en el que hay movilidad. Así se jugó en la capital, mientras que la estrategia del rival era jugar al contra golpe con el ya conocido rombo. Cauca con un trabajo de Cuatro en línea tuvo varios espacios para rematar al arco, posibilidades que lastimosamente no se concretaron aunque el patrón de juego los favorecía. Esta victoria deja muchas expectativas y a la vez aspectos por analizar y reforzar próximos a las últimas dos fechas del torneo.

Atlético Cauca apagó las pocas posibilidades que tenía el equipo capitalino de ascender a la primera división como lo menciona Jefferson Arias, Cierre del seleccionado. “Fue un partido muy difícil en el que los dos equipos estábamos con las ansias de ganar, Inter de Soacha tenía posibilidades mínimas de ascender, pero el partido se tornó muy cerrado y a final nosotros con una jugada de pelota quieta logramos quedarnos con la victoria”, agregó.

Las expectativas para estas dos últimas fechas son altas. La consigna es ganar independientemente de cómo se den los otros resultados, pues saben que una victoria se traduce en el pase directo al ascenso a la Liga Argos. Atlético Cauca debe salir con el deseo y las ganas de hacer las cosas bien para obtener la victoria, ser superiores al rival siempre con buen juego y goles. Trabajar con mentalidad ganadora, de campeones; esa que los ha caracterizado durante todo el recorrido que tienen como Club. La última fecha contra Sergio Arboleda en casa, es indispensable el acompañamiento masivo de toda la ciudadanía en el Complejo Deportivo – Coliseo Mayor en donde esperamos que el equipo de casa se despida del torneo con una victoria.

Por Lina Alejandra Palta Muñoz
Estudiante de Unicauca