Hoy solo podemos decir, ¡gracias Coca Cola! Durante estos 4 años que hicieron parte de la familia de la Selección Colombia, solo existen palabras de gratitud.

Valoramos infinitamente su esfuerzo y apoyo incondicional, por acompañar los sueños de cientos de jugadores que se ponen la camiseta de las selecciones nacionales. Gracias por celebrar nuestros triunfos y acompañarnos en las derrotas, compartiendo siempre nuestra pasión tricolor.

De Coca Cola nos quedan solo grandes recuerdos.