El Premio Fair Play de la FIFA reconoce el comportamiento ejemplar que fomenta el espíritu del juego limpio y la compasión dentro y fuera de los terrenos de juego. Este año, la distinción fue para el club Atlético Nacional cuyo premio fue recibido por su presidente Juan Carlos de La Cuesta.
 

En noviembre de este año, la desgracia se cebó en el fútbol sudamericano, con repercusiones profundas en la comunidad futbolística mundial, cuando un avión se estrelló en Colombia y segó la vida de la gran mayoría de sus pasajeros, incluidos los miembros de la delegación del equipo brasileño Associação Chapecoense de Futebol y representantes de la prensa. El equipo viajaba a Medellín para disputar la última ronda de la Copa Sudamericana, la primera gran final en la que participaba este club.

El Atlético Nacional colombiano, que debía haber sido el rival del Chapecoense en la final continental, solicitó a la CONMEBOL que adjudicara el título al Chapecoense, y el organismo rector del fútbol sudamericano le concedió el humilde deseo.

Las aficiones de ambos clubes compartieron su dolor. Miles de aficionados del Alético Nacional se congregaron en el estadio a la hora programada para el saque inicial del encuentro de ida de la final y rindieron tributo a todos aquellos que ya jamás podrían disputar ni presenciar el partido.

Un jurado especial de expertos, compuesto por Gabriel Batistuta, Marta, Howard Webb, Vladimir Petkovic y Adolf Ogi, evaluó varios ejemplos de juego limpio sucedidos este año antes de decretar un ganador. El Premio Fair Play de la FIFA 2016 ha recaído en el Atlético Nacional, por su conmovedor gesto.