En respuesta a la tragedia aréa que el lunes golpeó al equipo brasileño Chapecoense, el Bureau del Consejo de la FIFA ha pedido que se guarde un minuto de silencio antes de cada partido de fútbol que se dispute este fin de semana.

Con cánticos, palomas blancas y decenas de flores, más de 30.000 personas homenajearon este miércoles en Medellín a las víctimas del accidente aéreo que diezmó al club de fútbol Chapecoense de Brasil cuando viajaba para disputar la final de la Copa Sudamericana en Colombia.

 El alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, recibió a los presidentes de CONMEBOL, FCF, Dimayor y Atlético Nacional, Alejandro Domínguez, Ramón Jesurun, Jorge Perdomo y Juan Carlos de la Cuesta, para analizar los últimos acontecimientos y acciones a tomar, con relación al trágico suceso que cobró la vida de miembros de la delegación del club brasileño Chapecoense.

Con inmenso dolor y conmoción, la Federación Colombiana de Fútbol lamenta profundamente la triste noticia del accidente aéreo que ha cobrado la vida de jugadores, directivos y acompañantes del club Chapecoense de Brasil que se trasladaban en las últimas horas hacia la ciudad de Medellín para la disputa de la gran final de la Copa Sudamericana.

"Este es un día trágico para el fútbol. Nuestras oraciones están con todos los pasajeros de la aeronave accidentada, sus familiares y sus amigos. Desde la CONMEBOL extendemos nuestra más sentida solidaridad a la comunidad Chapecoense, a la comunidad periodística y al pueblo de Brasil.