Con una serie de trabajos específicos en espacio reducido y una actividad basada en cobros de pelota quieta, la Selección Colombia realizó este lunes en el césped artificial del estadio Alfonso López una de sus últimas prácticas antes del juego del próximo miércoles ante Ecuador en el marco de la jornada inaugural del Campeonato Sudamericano Femenino Sub-20.

Luego de quince días de trabajos sin interrupción en la ciudad de Bucaramanga, dentro de los cuales el cuerpo técnico ha podido reforzar varios conceptos tácticos y técnicos, el equipo nacional tiene claro el compromiso y la responsabilidad de representar al país en este torneo que entregará dos cupos a la Copa Mundial de Alemania.

“Encontramos un grupo muy serio, unido, con jugadoras que tienen unas excelentes condiciones técnicas, que conocen este tipo de torneos y que acumulan una experiencia internacional que nos ayudará a buscar el objetivo que tenemos de clasificar a un Mundial Sub-20 por primera ocasión, aseguró el técnico nacional, Ricardo Rozo.

Tatiana y Natalia Ariza, Ingrid Vidal, Yorely Rincón, Paola Sánchez, Paula Forero, Gabriela Huertas, entre otros nombres destacados, son la base de un proceso que arrojó sus primeros frutos en 2008 con el título obtenido en el Campeonato Sudamericano Sub-17 de Chile y la Copa Mundial de Finlandia y que ahora esperan brindarle una continuidad de éxitos a Colombia en categoría Sub-20.

“Hemos trabajado a conciencia, con disciplina y entrega pero le he dicho al grupo de jugadoras que la hora de la verdad llegó y tenemos una responsabilidad enorme de mostrar en el campo esa gran evolución que ha tenido el fútbol femenino en el país en los últimos dos o tres años”, afirmó el seleccionador nacional.

Colombia realizará este martes su última práctica en horas de la tarde antes del juego ante Ecuador, previsto para las 8 de la noche, hora local. Chile y Argentina, delegaciones que ya se encuentran en terreno santandereano, se enfrentarán en el juego de apertura programado para las 6 de la tarde.