En un cerrado partido que mostró a dos equipos de buena técnica y entrega en el campo, la Selección Colombia superó a Chile por 2-1 en el juego de fondo de la segunda jornada del Campeonato Sudamericano Femenino Sub-20 que se disputa en la ciudad de Bucaramanga y que contó con la presencia de cerca de doce mil aficionados en las graderías del estadio Alfonso López.

De antemano se sabía que Chile era un rival de mucho respeto y así lo confirmó en el césped artificial del máximo coliseo de los bumangueses con un fútbol práctico, vistoso y que puso en aprietos a Colombia durante largos pasajes del partido. Venía de vencer a Argentina por 1-0 mostrando su buen momento y ratificando que es uno de los favoritos para estar en el grupo de semifinalistas del certamen.

Los miles de aficionados que acompañaron al equipo nacional vibraron desde muy temprano, cuando a los cinco minutos Tatiana Ariza capitalizó una rápida descolgada de Paola Sánchez y un centro preciso para inflar la red y poner los ánimos al máximo. De ahí en adelante, por momentos, las colombianas brindaron un concierto de toque que a la postre fue neutralizado por un onceno austral bien parado y que, sin duda, sabe jugar al fútbol.

Con esta ventaja finalizó el primer tiempo y no era difícil presagiar que si el marcador no se aumentaba, las chilenas podrían crearle muchas dificultades al equipo de casa. Fueron necesarios 25 minutos para confirmar esa apreciación. Un entrevero dentro del área culminó con el remate de la experimentada Adriana Moya que igualó la pizarra y prendió la mecha para que el encuentro se calentara y los dos equipos entregaran un gran espectáculo para los minutos finales del compromiso.

Pero Colombia mantuvo su espíritu de lucha y se volcó de lleno sobre el pórtico defendido por la espigada Claudia Endler. El fruto de esta persistencia llegó cuando sólo faltaban cinco minutos para el pitazo final. Ingrid Vidal fue derribada en el área y, aunque la juez central ignoró la acción, la asistente corrió a ubicarse en el sitio que le correspondía para que se ejecutara la pena máxima, decisión que aceptó Bandeira.

Cobró Yoreli Rincón, la santandereana convertida en ídolo de sus paisanos y Colombia salvó tres puntos muy importantes en su propósito de llegar a la semifinal en el primer lugar del grupo, para no tener que disputar la serie de cruzados con Brasil, favorito para liderar la otra serie.

Colombia descansará en la próxima fecha y reaparecerá el martes enfrentando a Argentina, muy seguramente con un estadio colmado por esa afición que ya comenzó a gozar de lleno el evento y que se convirtió en el mejor aliado de la selección patria para alcanzar el sitio más alto del podio surcontinental. Si bien es cierto que se ha superado un difícil escollo venciendo a Chile, vendrá una dura tarea ante Argentina y Bolivia, los dos últimos rivales de la serie.

PRIMER TRIUNFO ECUATORIANO

Con dos anotaciones en el primer tiempo y una fase complementaria carente de emociones, Ecuador venció al debutante Bolivia por 2-0 y mantuvo su esperanza de alcanzar la clasificación para la ronda semifinal, después de caer ante Colombia en el comienzo de la serie.

Sonia Ferrín y Katherine Ortiz anotaron a los 19 y 30 minutos respectivamente. Los últimos 45 minutos fueron de trámites alternos, pero sin contundencia para crear riesgo en las porterías.

Ecuador hará su tercera presentación el domingo frente a Chile, mientras Bolivia enfrentará ese mismo día a Argentina que tuvo descanso en esta ronda.

LA JORNADA DEL SÁBADO

Perú y Venezuela abren la programación de este sábado, cuando se cumple la cuarta jornada del Campeonato Sudamericano Sub-20 Femenino, segunda ronda para el Grupo B. Este juego se iniciará a las seis de la tarde.

El equipo inca viene de perder frente a Uruguay (1-3), mientras las patriotas cayeron ante Brasil (1-4). En el partido de fondo, a las ocho de la noche, Uruguay, de buena presentación frente a Perú, se medirá ante el debutante Paraguay.