• “Se está recogiendo lo que hemos sembrado”: señaló Luis Bedoya.

• Colombia es protagonista en el fútbol juvenil a nivel sudamericano.

• La Federación tiene planes de largo plazo, con metas concretas en el  corto.

• La meta es ser protagonistas en todas las competencias.

El trabajo de la base con proyectos a largo plazo pero con resultados en el corto le trajo al país una nueva satisfacción en el ámbito internacional. En los últimos dos años las categorías juveniles han sido grandes protagonistas en los torneos suramericanos y mundiales y han dejado constancia del trabajo comprometido y profesional en divisiones inferiores. Esto quedó ratificado el pasado fin de semana con la clasificación de la selección Colombia Sub-17 al Campeonato Mundial de la categoría que se disputará en Nigeria entre el 24 de octubre y el 15 de noviembre del presente año.

Colombia confirmó una vez más su poder continental en las categorías juveniles y participará por quinta ocasión - segunda consecutiva-,  en un Mundial Sub-17, categoría que celebra sus citas orbitales cada dos años y que inició la disputa de estos campeonatos en 1985. Este año se llevará a cabo su décimo tercera edición en Nigeria.

“La Federación ha venido trabajando para fortalecer el trabajo de las selecciones. Hemos puesto a disposición de éstas todos los elementos deportivos, administrativos y gerenciales para aumentar sus probabilidades de éxito. Estamos orgullosos de este triunfo y estamos seguros que a largo plazo lograremos ser protagonistas en todas las competencias. Estamos recogiendo lo que hemos sembrado” señaló Luis Bedoya, presidente de la Federación Colombiana de Fútbol.

De los doce certámenes disputados a la fecha, Colombia ha participado en cuatro ocasiones con un total de 16 partidos jugados que dejan un balance de 6 victorias, 2 empates y 8 derrotas, con 30 goles a favor y 23 en contra.

En la región, Colombia es superada únicamente por Brasil y Argentina que acumulan (con esta nueva clasificación) doce y diez participaciones, respectivamente. La mejor actuación para un equipo nacional en campeonatos mundiales Sub-17 fue en el año de 2003 cuando alcanzó el cuarto lugar. En esa oportunidad  el equipo dirigido por el profesor Eduardo Lara llegó a la semifinal en donde cayó 0-2 ante la potente selección de Brasil que posteriormente se coronaría como campeona del certamen.
 
En el enfrentamiento por el tercer puesto, Colombia cayó 4-5 en la suerte de los penales ante Argentina. Durante los 120 minutos disputados, con dos tiempos adicionales de 15 minutos cada uno, el partido finalizó igualado a un gol. Diego Lagos adelantó a los argentinos a los 4 minutos y Carlos Hidalgo logró la paridad colombiana a los 8 minutos del segundo  tiempo. Con un total de cinco anotaciones, el delantero nariñense compartió los honores de máximo artillero de Finlandia 2003, en compañía del español Cesc Fabregas y del portugués Manuel Curto.

En el pasado mundial de 2005, celebrado en Corea y que estrenó una nueva modalidad al pasar de pasó de 16 a 24 selecciones, el equipo colombiano alcanzó su clasificación a la segunda ronda pero una vez más tuvo que enfrentar al gran favorito y posterior campeón, Nigeria, que lo derrotó en un apretado partido por 2-1. Santiago Tréllez le daba la victoria parcial a la selección nacional al minuto 62, pero el empate llegó a los 78 minutos con un tanto de Sheriff Isa y el gol de la victoria se concretó cinco minutos más tarde por intermedio de Yakubu Alfa.

En 1989 en Escocia, Colombia participó por primera vez en un mundial de la categoría pero no logró avanzar a la segunda ronda. En esa ocasión, el equipo que dirigió Dulio Miranda logró un empate a un gol ante Guinea en su debut pero cayó en sus dos encuentros siguientes contra Arabia Saudí (0-1), campeón del certamen, y Portugal (2-3), selección que ocupó la tercera posición y que tuvo a Luis Figo entre sus filas. El atacante Henry Zambrano fue considerado por la FIFA como una de las grandes promesas del torneo.

Colombia estuvo ausente en 1991 pero regresó a su segundo mundial en 1993, en Japón, pero tampoco logró avanzar a la segunda ronda a pesar de haber logrado su primera victoria en una Copa del Mundo de la categoría.  En su debut oficial en el torneo, la selección dirigida por Germán “Basílico” González cayó ante Qatar por 0-2, luego venció a Estados Unidos por 2-1 y finalmente se despidió con una derrota frente a Checoslovaquia por 1-3.

Los máximos goleadores colombianos en la categoría sub-17 son:
Carlos Hidalgo (2003) 5
Adrián Ramos (2003) 3
Cristian Nazarith (2007) 3
Ricardo Ciciliano (1993) 2
Harrison Otálvaro (2003) 2
Freddy Guarín (2003) 2
Andrés Felipe Mosquera (2007) 2
Santiago Tréllez (2007) 2