Fueron once días de de intenso trajín desde el inicio de concentración en Bogotá, con largos trayectos de vuelo, escalas en el camino, dos partidos en dos continentes distintos, sesiones de recuperación física, trabajos específicos en campo con énfasis en movimientos tácticos.

Sin embargo, esta gira internacional dejó aspectos muy positivos para cuerpo técnico y jugadores y sin duda alguna fue un espacio para conocerse, compartir vivencias y experiencias particulares y durante el cual iniciaron este ambicioso proyecto que tiene como meta única la clasificación a la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014.

La Selección de Mayores pasó por Sudáfrica y aunque perdió 1-2 ante los locales en un partido que dejó grandes dudas arbitrales, comenzó a mostrar en el Soccer City Stadium de Johannesburgo los primeros destellos de la idea táctica y la identidad que buscará darle el cuerpo técnico al equipo nacional durante los próximos años.

Giovanni Moreno marcó el gol de penal en suelo africano en un partido en el que Colombia mostró orden en la primera parte, con algunas posesiones de balón y un buen avance en el orden táctico tal como lo manifestó el técnico Hernán Darío Gómez al término del partido en conferencia de prensa.

Tres días más tarde, después de un extenuante viaje que finalizó en el aeropuerto de Heathrow en Londres, tras una corta escala en Madrid, y con una sola sesión de trabajo táctico en horas previas al juego, Colombia enfrentó al mundialista Nigeria en el estadio inglés de Milton Keynes.

Durante setenta minutos, y tras un gol tempranero de Carlos Valdez (12’), el equipo nacional estuvo al frente del marcador y tuvo largos pasajes de control y orden; sin embargo, un gran remate de media distancia de Lukman Haruna les permitió a los africanos sellar el empate y aprovechar al máximo este valioso examen frente a un buen rival suramericano antes de su debut del 12 de junio contra Argentina en el Grupo B de la Copa Mundial de Sudáfrica.

En esta ocasión y como punto final de esta interesante gira, el profesor Gómez destacó de este juvenil pero experimentado grupo de jugadores su «sentido de pertenencia, su profesionalismo, inteligencia y las ganas de hacer algo grande por el país».