La decepción era la nota dominante en los vestuarios de México y Francia el miércoles por la noche. Ninguno de los dos equipos supo aprovechar las estupendas ocasiones creadas durante sus derrotas por 2-0 a manos de Brasil y Portugal respectivamente. Ahora intentarán sacudirse de encima la desilusión para auparse el tercer escalón del podio de Colombia 2011.

El campeón de Europa y su homólogo norteamericano llegaron a Colombia con el objetivo de estar presentes en Bogotá el sábado. Ambos deseaban, sin embargo, saltar al terreno de juego tres horas después y con la corona en juego, en lugar del premio de consolación. Como, pese a todo, el tercer puesto no deja de ser mucho más atractivo que la alternativa de marcharse a casa con las manos vacías, en el Campin la emoción y la entrega estarán aseguradas.

Ni Juan Carlos Chávez, ni Francis Smerecki arrastran problemas de sanciones, aunque este último no podrá contar con Loic Nego, obligado a regresar a Francia por motivos familiares. Smerecki deberá decidir ahora a quién colocará en el lateral derecho, así como la posible titularidad del revulsivo Alexander Lacazette, un suplente al que le falta un gol para igualar a los máximos anotadores de esta fase final, Henrique y de Álvaro Vázquez.

Chávez confiará en que Ulises Dávila, cuya maestría con el balón ha traído de cabeza a un montón de rivales, espolee al equipo hasta el tercer puesto del podio. México y Francia se han enfrentado en dos ocasiones, en la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA, con el resultado de una victoria para cada una. ¿Cuál de las dos se alzará este fin de semana con la supremacía en sus enfrentamientos directos?

Son 50  partidos los  que México habrá disputado en la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA tras su enfrentamiento del sábado. Sólo Brasil (96), Argentina (72), España (67), Australia (53) y Uruguay (51) han entablado más encuentros en la competición. Francia, por su parte, jugará su vigésimo choque en este certamen.