27.06.japon

El talento de James Rodríguez es increíble. Apenas necesito de tres partidos en Brasil 2014 para convertirse en el jugador colombiano que más goles ha anotado en la historia de la Copa Mundial con un total de tres.

El primero en sufrir su capacidad anotadora fue Grecia, luego Costa de Marfil y por último Japón. Pero no solo los hace, también demostró tener versatilidad en su consecución. Su gol inicial frente al cancerbero heleno Orestis Karnezis lo hizo de pierna zurda, contra el africano Boubacar Barry de golpe de cabeza y contra el nipón Eiji Kawashima de pierna izquierda.

Con sus tres goles, este futbolista de 22 años nacido en Cúcuta, Norte de Santander, supera a los históricos Bernardo Redín y Adolfo Valencia, ambos con dos anotaciones en los mundiales de Italia 90 y EEUU 94, respectivamente.

Este volante ofensivo, que hizo parte del proceso en las selecciones nacionales Sub-17 y Sub-20, actualmente juega con resonancia en el Mónaco de Francia (miembro del once ideal de la última edición de la Liga bretona), luego de brillar en el Porto de Portugal y Banfield de Argentina, con los que logró títulos nacionales. En el fútbol profesional colombiano jugó en Envigado, equipo del que surgió en sus divisiones inferiores.

Pero Rodríguez no es el único que escribe historia en Brasil 2014. De igual forma, debe hacerse mención especial a Jackson Martínez. El espigado ariete, nacido en Quibdó, Chocó en 1986, quien se hizo presente con dos goles ante Japón.

Martínez, máximo goleador de la más reciente edición de la Liga de Portugal con veinte anotaciones, hizo valer esta condicición y con su rendimiento en las redes rivales igualó a Valencia y Redín, y escolta a su compañero Rodríguez.