En el estadio de El Guano, a pocos kilómetros de Riobamba, la Selección Colombia Sub-20 completó una jornada más de trabajos con la mente puesta en el juego decisivo del próximo martes ante Brasil donde se jugará la clasificación a la fase final del Campeonato Sudamericano Sub-20.

Damir Ceter, quien no seguirá en el torneo por una lesión muscular que lo ha dejado por fuera, acompañó a sus compañeros durante el entrenamiento y antes de su partida les deseó los mejores éxitos para lo que resta del campeonato donde lucharán por la cuarta clasificación consecutiva de Colombia a una Copa Mundial Sub-20 de la FIFA.

Trabajos de tenencia de balón y finalización marcaron la pauta de esta práctica que ha mostrado a un grupo muy recuperado en su parte emocional después de la derrota ante Ecuador y que ha recibido de buena manera el descanso que tuvo durante la tercera jornada en la cual Brasil venció 3-2 a Paraguay y el local Ecuador igualó 1-1 ante Chile.

“Ya no siento la sobrecarga en el posterior, hay que seguirle bajando el impacto al músculo y ya mañana estar al 100%”, expresó el volante Eduard Atuesta quien se ha venido recuperando satisfactoriamente tras el juego ante los ecuatorianos.

Por su parte, Juan Camilo Hernández se refirió a la tranquilidad y confianza que tiene el grupo frente a su próximo rival: “Estamos muy mentalizados, todos queremos ir por el buen camino de mostrar esa Colombia con buena técnica, que coge el balón, que juega y que propone y esperemos que contra Brasil sea la oportunidad de hacerlo”.

Este lunes el plantel trabajará de manera privada y sobre las 2 de la tarde el profesor Carlos “Piscis” Restrepo atenderá a los medios de comunicación en la sede de concentración en la Hostería El Troje de Riobamba.