El presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Ramón Jesurun, y el director técnico de la Selección Colombia de Mayores, Carlos Queiroz, comunican a la opinión pública que:

Las conversaciones privadas entre el técnico y los jugadores son inviolables, reservadas y confidenciales. Éstas están basadas en una confianza inquebrantable y con una confidencialidad absoluta. Nada ni nadie hará romper este vínculo de lealtad entre el entrenador y los jugadores, sea cual sea el precio que se deba pagar.

Queremos reiterar que no es cierto que los jugadores James Rodríguez o Falcao García hayan hecho una solicitud o un pedido especial para no estar al servicio de la Selección Colombia. No hubo, no hay y nunca habrá, acuerdos personales o institucionales, que no sean los que beneficien únicamente los intereses de la Selección de Colombia. En ninguna circunstancia o de cualquier modo el presidente de la Federación Colombiana de Fútbol desmintió al director técnico Carlos Queiroz y todas las interpretaciones en ese sentido son erradas y sin sentido.

La claridad, el respeto y la honestidad son valores que siempre deben estar presentes, pero que hoy están inmersos en un mundo impune por la especulación, la mentira y la hipocresía. El nivel de desinformación, creado en torno a un caso que no existe, intentando dividir y crear daños en la armonía, cohesión y confianza entre jugadores, director técnico y presidente de la FCF es triste y lamentable.

Gracias.