Ahora que el mundo se enfrenta a la pandemia de la COVID-19, es esencial que todos nos mantengamos en forma y activos al tiempo que nos quedamos en casa y respetamos el distanciamiento social, por muy paradójicas que puedan parecer estas directrices.

FIFA.com habló con Luke Anthony, director clínico de GoPerform, un centro de rehabilitación y rendimiento deportivo con sede en Reading (Inglaterra). El preparador ha querido compartir sus ideas y consejos con los aficionados de todo el planeta para ayudarles a conservar su salud física y mental en estos días.

Anthony tiene 19 años de experiencia en el fútbol y el rugby profesionales. Fue el director del equipo de fisioterapeutas del Watford durante más de siete años, después pasó a ser el jefe de medicina deportiva en el Reading y también fue especialista en prevención de lesiones en el Norwich City.

¿Qué importancia tiene ser activo y mantenerse activo en esta época, sobre todo en cuanto a nuestra salud mental se refiere?

El factor psicológico es muy importante. Cuando hacemos ejercicio, la mayoría de las personas interactuamos constantemente con otras, incluso si estamos haciendo nuestra rutina en el gimnasio y hay 50 personas más. Desde un punto de vista psicológico, creo que el no poder contar con esa interacción social tiene un gran efecto adverso en nuestra salud mental, sobre todo pasadas tres semanas. Y con esto me refiero a la gente normal.

En profesionales, hay que multiplicar ese factor por diez. El trabajo de gimnasio es diario. ¿Y qué tienes en casa? Con suerte, una bicicleta, unas pesas y algo de espacio para poder hacer tus ejercicios, pero no vas a tener un entrenador ni las instalaciones de las que dispones normalmente. Este desequilibrio es evidente en los futbolistas.

Los clubes de todo el mundo están haciendo todo lo que pueden para cuidar de sus jugadores y sus jugadoras. Les hacen seguir unas rutinas e intentan proporcionarles el equipamiento necesario, pero incluso los profesionales más aplicados están trabajando al 20%, calculo yo, de lo que realmente pueden hacer en su entorno habitual de entrenamiento. Es una situación muy complicada para ellos.

¿Recomienda los videojuegos en estas semanas de confinamiento?

No creo que jugar al FIFA en la PlayStation vaya a hacerte mejor futbolista ni a perfeccionar tu técnica. Supongo que es más bien por un tema de interacción, de hablar y socializar. Hasta cierto punto, nos estamos quedando sin cosas que contarnos los unos a los otros. No es como cuando salías y contabas lo bien que te lo habías pasado el día anterior, o cuando te pasaba algo interesante o hablabas del partido de fútbol que viste por la noche en la tele. Hacen falta otras cosas para que la gente siga hablando. Y, si son los videojuegos, pues estupendo.

La OMS recomienda 30 minutos de actividad física diaria para adultos, así como las siguientes recomendaciones: clases de ejercicio online, bailar, videojuegos activos, saltar a la comba y ejercicios de fuerza y equilibrio. ¿Añadiría algo más?

Lo que les digo a todos mis pacientes: la forma más sencilla de ponerse en forma es correr. Al correr lo trabajamos todo: el corazón, los pulmones, los músculos, la flexibilidad, estás al aire libre, requiere también cierta coordinación… Es, sin duda alguna, la mejor manera de hacer ejercicio. La clave es la variedad, tanto física como mental. Ahora es muy fácil acceder a clases online, tenemos la oportunidad de hacer muchas cosas, pero lo más importante es ir alternando. Es lo mejor para tu organismo.

Desde un punto de vista inmunológico, sabemos que cuanto más en forma y más fuerte esté una persona, mejor será su sistema inmunitario. Un nivel de actividad bajo acabará afectando a tu sistema inmunitario y te volverá más vulnerable. Si contraes una enfermedad, cuanto más fuerte la afrontes, independientemente de la edad, menos problemas tendrás para superarla.

En el Reino Unido no se habla lo suficiente, pero las personas fumadoras deben dejar de fumar. Si bebes, reduce tu ingesta de alcohol y prueba a no beber ni gota algunos días. Procura controlar tu dieta y mantenerte bien hidratado. Todas estas instrucciones básicas para proteger tu organismo son muy útiles. El ejercicio es la número uno y es básica.

¿Podría exponer cuál sería la rutina diaria ideal para una persona normal en estos tiempos que corren?

La rutina es importante dentro de la estructura diaria. He escuchado podcasts y he leído libros sobre presos, sobre personas que han trabajado en submarinos y que han estado confinadas en ambientes similares durante largos periodos de tiempo, y el elemento común es que debe haber una rutina. La rutina te ayuda a evitar caer en el sedentarismo y en una mala alimentación.

Los pilares principales son dormir entre siete y ocho horas, que es fundamental, y una rutina matutina de desayuno y actividad física, que puede ir desde una clase online hasta hacer pesas en el jardín. También necesitamos la interacción social. Si vives solo, utiliza la tecnología. Tienes que comunicarte con la gente. ¡Yo he hablado con varias personas con las que hacía siglos que no hablaba! Y me he hecho una lista con gente de la que hace mucho tiempo que no sé nada.

De hecho, procuro hablar a diario por teléfono con dos o tres personas para ponernos al día. También es importante estudiar, ya sea para aprender idiomas o para aprender a tocar el piano o la guitarra, leer un libro, escuchar un podcast… Hay que ejercitar el cerebro y ponerlo a trabajar. Hidratación, alimentación —que al menos una comida al día sea muy nutritiva— y tiempo libre para hacer alguna actividad que te guste.

Si consigues compaginarlo todo en tu día a día es que te estás organizando bien. La variedad es la clave, porque hacer las mismas cosas a las mismas horas puede llegar a ser un poco aburrido. También es importante hacerse una lista de tareas. Tener una lista con diferentes cosas puede ser muy útil.

La vida es maravillosa. Este virus debería hacérnoslo ver, porque no sabemos cuándo volveremos a tenerla. Si todo va bien, regresaremos a la normalidad dentro de unas semanas, meses quizá, y seguramente volveremos a sentir que nos falta tiempo. Es importante que, llegado el momento, no echemos la vista atrás y pensemos: ‘¡Qué oportunidad tan buena tuve de hacer las cosas que me habría gustado!’. Adelantémonos a eso. ¿Qué te arrepentirías de no hacer en el tiempo del que dispoes ahora?

Los puntos clave de los consejos de Anthony dentro de las campañas #BeActive y #HealthyAtHome:

  • Dormir entre siete y ocho horas
  • Actividad física: al correr lo trabajamos todo
  • Interacción social: llama a tu familia y a tus amigos
  • Aprende idiomas, aprende a tocar un instrumento, lee un libro
  • Hidratación
  • Alimentación: que al menos una comida al día sea nutritiva
  • Tiempo libre: haz aquello que te gusta