Las Asociaciones Miembro de la CONMEBOL presentaron a las ciudades postulantes para ser sedes de las finales de la CONMEBOL Libertadores y la CONMEBOL Sudamericana de los años 2021, 2022 y 2023.

La Federación Colombiana de Fútbol postuló al estadio Atanasio Girardot de Medellín y al Metropolitano de Barranquilla, para acoger las finales de la CONMEBOL Sudamericana y CONMEBOL Libertadores respectivamente para el año 2023.

Sobre esta postulación, Gabriel Berdugo Peña, secretario de Recreación y Deportes de Barranquilla dijo: “Nosotros en Barranquilla nos hemos convertido en la ciudad modelo de Colombia en los últimos años en materia de infraestructura, logística y comercio, y queremos que los hinchas del fútbol de todos los países de América conozcan lo que hemos logrado. Para eso nos estamos preparando desde ya”.

Por su parte, Diana Toro, directora del Instituto de Deportes y Recreación de Medellín comentó: «Desde el INDER de Medellín agradecemos a la CONMEBOL por invitarnos a participar del Workshop de las Ciudades Postulantes para las finales únicas de 2021, 2022 y 2023, el objetivo planteado se cumplió satisfactoriamente, resolviendo muchas inquietudes de los contenidos del documento de postulación. Daremos continuidad a la fase siguiente donde se presentará la propuesta final de la información del DPS y las Cartas de Garantías. Medellín realizará todo el proceso, con el objetivo de que la ciudad sea anfitriona de grandes eventos internacionales».

Tras las postulaciones de las 10 Asociaciones Miembro, la Dirección de Competiciones de Clubes de la CONMEBOL realizó un workshop por videollamada con cada postulante, durante este lunes y continuará el martes, para definir conceptos de las finales y evacuar todas las dudas para la elaboración del Dossier de Candidatura, que deberá ser presentado el próximo viernes 29 de mayo del 2020.

Una vez presentado el Dossier de Candidatura, la CONMEBOL evaluará las informaciones, las garantías enviadas y presentará una propuesta de finalistas para el Consejo de la CONMEBOL, que definirá a las ciudades que continuarán en la disputa para albergar las finales.

Las ciudades finalistas serán inspeccionadas, una vez que se pueda viajar por Sudamérica y tras las visitas de inspección, nuevamente se presentarán los informes al Consejo del ente rector del fútbol sudamericano, que tomará la decisión final sobre las sedes.