La Federación Colombiana de Fútbol y la Selección Colombia informan que no son ciertas todas las versiones que aseguran que hubo enfrentamientos y agresiones entre jugadores durante los días de concentración para los partidos ante Uruguay y Ecuador.

Queremos ser enfáticos en que durante los 12 días de concentración se mantuvo, al igual que siempre, un ambiente de cordialidad, compañerismo y amistad entre todos los miembros de la Selección Colombia, como ha sido característico.

La Selección Colombia siempre se ha sido una familia, y al interior del equipo ha reinado la unión y el buen trato.

Si bien el equipo tuvo un fuerte golpe anímico por las derrotas, esto nunca generó diferencias entre los jugadores. Por el contrario, esta situación los unió más como grupo y estrechó los lazos de amistad que siempre han existido.

Rechazamos cualquier tipo de información falsa que solo pretende generar conflictos y desestabilizar la armonía y de la Selección Nacional.

La Selección Colombia seguirá unida como una familia, luchando por el objetivo de clasificar a la Copa Mundial de la FIFA Catar 2022.