La CONMEBOL inauguró las mejoras y ampliaciones en su sede, con la presencia del presidente de la República y los titulares de las asociaciones miembro. El presidente de la entidad, Alejandro Domínguez, afirmó que el objetivo es que Sudamérica recupere el lugar que le corresponde en el fútbol mundial por su historia y por el talento de sus atletas.

“Hace cuatro años comenzamos a cambiar la CONMEBOL con el propósito de convertirla en una institución líder. Nuestro objetivo y compromiso era en ese momento y sigue siendo ahora trabajar por y para el fútbol. Cambiamos porque queremos una institución para que el mejor fútbol del mundo vuelva a ocupar el más alto sitial de las glorias deportivas. Queremos encausar de nuevo al fútbol sudamericano por el camino que nunca debió abandonar”, declaró Alejandro Domínguez, presidente de la CONMEBOL. Fue durante el acto de inauguración de las obras de ampliación y mejora de la sede de la entidad, en Luque, Paraguay. Asistieron al evento el presidente de la República, Mario Abdo Benítez; el vicepresidente, Hugo Velázquez; y los ministros de las carteras de Salud Pública, Interior, Relaciones Exteriores y de Deportes, así como el jefe de gabinete de la Presidencia. Participaron además el gobernador del departamento Central y el intendente de la ciudad de Luque. Asimismo, estuvieron presentes los presidentes de las asociaciones miembro de la CONMEBOL y los integrantes de su Consejo.

Entre los cambios señalados por el líder de la CONMEBOL figuran la modificación de los estatutos. “Antes teníamos estatutos que protegían a los dirigentes frente a las instituciones; ahora nuestros estatutos resguardan a la institución frente a los dirigentes”, sostuvo. Domínguez también se refirió a los cambios en la gestión comercial, que hizo posible pasar de la repartición de USD 70 millones en premios en el 2015 a USD 230 millones en el 2019.

“Buscamos fortalecer nuestras instituciones y clubes. Buscamos elevar la jerarquía de nuestras competiciones y el nivel de nuestro fútbol. En pocas palabras, queremos volver a conquistar el mundo. Queremos que nuestros clubes y selecciones vuelvan a conquistar las copas más deseadas, los trofeos más importantes”, recalcó Domínguez quien en otra parte de su discurso reconoció, sin embargo, que la pandemia puso a la CONMEBOL ante desafíos urgentes e ineludibles.

Domínguez recordó que la suspensión de las competiciones debido a la pandemia dejó sin recursos y sustento a clubes, asociaciones y, especialmente, a miles de familias que viven del fútbol. Aseguró que la CONMEBOL reaccionó con rapidez y puso a disposición de clubes y asociaciones más de USD 95 millones para paliar los efectos de la pandemia. La entidad organizó además, en conjunto con la Cruz Roja, un inédito evento de solidaridad para recaudar fondos con la finalidad de llegar a los sectores más vulnerables de los 10 países.

La CONMEBOL logró la reanudación de la Libertadores y la Sudamericana sin alterar el formato de las competiciones, algo que no consiguió otra confederación en el mundo. Las Eliminatorias para la Copa del Mundo se disputaron sin contratiempos y cumpliendo las fechas previstas.

Al mencionar estos logros, el presidente Domínguez agradeció de manera particular al mandatario paraguayo y a su gabinete, “sin cuya predisposición no hubiera sido posible la vuelta segura del fútbol”. Agregó que la gestión del presidente Abdo Benítez fue clave para que los demás mandatarios del continente aceptaran considerar los protocolos sanitarios y evaluar la posibilidad del retorno de las competiciones internacionales.

 

CONMEBOL.com